Poder/Cuerpo

poder-cuerpo

Reflexión: Microfísica del Poder M. Foucault

Enero 2014

“Nada es más material, mas físico, mas corporal que el ejercicio de poder”  Foucault

[1]“Nunca antes una sociedad había exigido tantas pruebas de sumisión a las normas estéticas, tantas modificaciones corporales para feminizar un cuerpo. Al mismo tiempo, ninguna otra sociedad ha permitido de modo tan libre la circulación corporal de las mujeres”.

Para empezar esta reflexión cito a Despentes, ya que toca uno de los puntos clave en la lectura de Foucault, la sublevación del cuerpo sexual, pues él propone que dicha sublevación se da a través de una explotación económica de la erotización, esto bajo el efecto de la relación control-estimulación. Expone dos ejemplos muy sencillos, la pornografía y los productos de belleza.

La relación de poder que se da en estos es muy interesante pues a simple vista pareciera ser que el sistema ofrece nuevas posibilidades de libertad sexual, cuando en realidad condiciona, dicta y determina como debemos de vivirla. Es importante resaltar como la industria [2]“Farmacopornodependiente” instaura nuevos cánones estéticos, que finalmente desembocan en un gran sentimiento de frustración y vacío, el cual pretendemos llenar con un buen bronceado, implantes y zapatos nuevos.

Nos encontramos pues en una sociedad que permite el uso de escote, siempre y cuando tengas un hermoso par de senos, en donde una violación no es culpa del agresor, sino todo lo contrario está es provocada por quien porta y  responde a dichos cánones estéticos.

Toco el término  Farmacopornodependencia, pues Foucault señala a la medicina como un factor que coordina la política del cuerpo, aunque pareciera ser que el poder de control sobre nuestros cuerpos se concentra única y exclusivamente en el estado, aunque  habría que analizar los mecanismos que mueven e influyen al sistema. Así pues como menciona Foucault, es difícil identificar quien tiene el poder, pero es fácil identificar quien no lo tiene.

En este caso la medicina se encarga de un sano funcionamiento de nuestros cuerpos, es decir cómo debe de funcionar cada uno de ellos, obviamente con la ayuda de los fármacos que esta misma produce. Con este ejemplo podemos evidenciar los intereses económicos que están de por medio.

En ocasiones me pregunto, ¿Realmente el VIH, el Cáncer y el Diabetes  no tiene cura?, tal vez si lo tenga, pero la cura es más barata que los tratamientos que actualmente se utilizan.

[1] Virgine Despentes, La Teoría de King Kong, Editorial Melusina, España 2007, Pag. 19

[2] Béatriz Préciado , Testo Yonqui

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s